08 de mayo 2016

ATENTADO CONTRA LÍDERES Y DEFENSORES DE DDHH EN CARTAGENA ALERTA SOBRE AUSENCIA DE GARANTIAS PARA LA PAZ

DENUNCIA PÚBLICA

ATENTADO CONTRA LÍDERES Y DEFENSORES DE DDHH EN CARTAGENA ALERTA SOBRE AUSENCIA DE GARANTIAS PARA LA PAZ
La Fundación Lazos de Dignidad, organismo no gubernamental Defensor de Derechos Humanos, miembro de la Coordinadora Americana por los Derechos de los Pueblos y las Victimas de la Prisión Política, emite denuncia pública ante atentado cometido por escuadrones de la muerte contra veinte (20) líderes y defensores de derechos humanos, de acuerdo a los siguientes:

HECHOS

1. El viernes 6 de mayo de 2016, en la ciudad de Cartagena (Colombia), alrededor de las 7:30 pm, cuando se desarrollaba una Reunión de Pedagogía de Paz en la sede del sindicato SUTIMAC con participación de integrantes del Movimiento Político y Social Marcha Patriótica, Unión Patriótica, Juventud Rebelde, Juventud Comunista y la Fundación Lazos de Dignidad, cinco (5) sicarios hicieron presencia, detonaron un explosivo y procedieron a disparar contra la sede sindical, uno de los sicarios ingresó disparando a la sede pero fue obligado a retroceder por un escolta que respondió con su arma de fuego; durante 10 minutos se produjo un intercambio de balas entre los sicarios que disparaban desde afuera y varios escoltas que protegían a los líderes, resultando herido un escolta.
2. Durante los 10 minutos que duró el atentado, las personas que se encontraban en el lugar de los hechos permanecieron en estado de angustia y terror, tendidas en el suelo, hasta que los escoltas controlaron la situación, logrando obstruir el ingreso de los sicarios que luego emprendieron la huida.
3. Dentro de las y los líderes que sufrieron el atentado se encontraba nuestro compañero Gustavo Gallardo - defensor de derechos humanos presidente de la Fundación Lazos de Dignidad y miembro de la Comisión de Derechos Humanos de la Marcha Patriótica en la Región Caribe-, Imelda Daza -lideresa política y sobreviviente del Genocidio cometido contra la Unión Patriótica- y Miguel Fernández -Presidente del Sindicato SUTIMAC-, quienes desde el 3 de mayo habían iniciado en una gira de Pedagogía para la Paz en la Región Caribe, habiendo pasado por los departamentos de Córdoba, Sucre y Bolívar, siendo el próximo recorrido en Atlántico, Magdalena, Cesar y la Guajira.

ALERTA

Rechazamos este grave atentado que por poco se convierte en una masacre contra líderes que vienen desarrollando un incansable trabajo de Pedagogía de Paz en la Región Caribe colombiana, de no ser por la respuesta oportuna de los escoltas de Miguel Fernández e Imelda Daza seguramente se hubiese ocasionado una tragedia mayor.
Alertamos sobre la ausencia de garantías para desarrollar acciones de promoción del derecho fundamental a la Paz, debido a la existencia de escuadrones paramilitares que cada día atentan con mayor intensidad contra sectores que defienden el proceso de Paz, especialmente contra las y los líderes que representan a la izquierda Colombiana.
Con igual gravedad, alertamos sobre el daño que vienen ocasionando los mensajes de odio y apología a la violencia mediante el uso de redes sociales como el twitter, en la mayoría de los casos con cuentas anónimas o asociadas a partidos políticos de derecha, donde se exponen fotografías de líderes de izquierda con falsa información y señalamientos, induciendo cadenas de mensajes de estigmatización, odio y amenaza, sobrepasando los límites del derecho a la libertad de expresión y generando riesgos para los líderes que abiertamente defienden los procesos de paz.

PETICIONES
1. Al Presidente de Colombia JUAN MANUEL SANTOS CALDERON:

1.1. Tomar las medidas urgentes para erradicar el paramilitarismo y desmontar los Escuadrones de la Muerte que alertan sobre la existencia de un plan de sabotaje al Proceso de Paz Colombiano que pone en riesgo la vida y demás derechos humanos de los líderes y defensores de derechos humanos que trabajan por la Paz. 1.2. Ofrecer garantías y protección a las y los líderes y defensores de derechos humanos que desarrollan labores de Pedagogía para la Paz en la Región Caribe, especialmente a nuestros compañeros del Movimiento Político y Social Marcha Patriótica en el Departamento de Bolívar.

2. A la Unidad Nacional de Derechos Humanos de la Fiscalía General de la Nación:
2.1. Investigar con celeridad y promover pronta sanción contra los responsables del atentado en la sede de SUTIMAC que puso en riesgo la vida e integridad personal de 20 personas y produjo lesiones personales en la humanidad del escolta Donaldo Chisica.

2.2. Iniciar investigación y perseguir sanción contra perfiles de redes sociales que promueven la violencia contra líderes y defensores de derechos humanos que públicamente desarrollan labores de Promoción y Pedagogía de Paz en la Región Caribe.

3. A la Defensora Nacional del Pueblo:

3.1. Emitir una alerta temprana en la región caribe debido al accionar paramilitar y promover la protección de las y los líderes y defensores de derechos humanos en la región.

LLAMAMIENTO

Hacemos un llamado a los organismos internacionales de protección de los derechos humanos sobre la situación de riesgo que actualmente padecen los líderes políticos de izquierda y los defensores de derechos humanos, necesitándose urgente intervención para garantizar los derechos humanos, especialmente el derecho fundamental a la Paz.
A las organizaciones solidarias en el mundo les pedimos enviar sus cartas de respaldo a las peticiones de la presente denuncia a través de los consulados y embajadas.

Mayo 7 de 2016
Fundación Lazos de Dignidad de Colombia